Cómo elegir el césped artificial perfecto

Cómo elegir el césped artificial perfecto

 

El césped artificial es una estupenda opción si quieres conseguir ese resultado realista y de aspecto natural en tus espacios sin invertir demasiado tiempo en el mantenimiento y, además, ahorrando agua.

No obstante, debes que saber que elegir el césped sintético idóneo implica tomar una decisión meditada que tenga en cuenta tanto las características del entorno en el que se va a instalar como el uso que se va a hacer del mismo. De este modo, tendrás toda la seguridad de que se ajusta exactamente a tus necesidades.

En este artículo te contamos los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegirlo y cómo combinarlo con otros pavimentos. Si quieres enterarte de todo esto, sigue leyendo.

 

La elección de tu césped artificial

 

Para elegir el césped artificial perfecto para ti, es esencial que te formules las siguientes preguntas:

 

¿Dónde lo quiero instalar el césped y cómo lo voy a usar?

 

– Si va a estar colocado en una zona muy transitada, es fundamental que elijas un césped de rápida recuperación de los filamentos tras la pisada. De este modo, siempre estará perfecto y no percibirás ni rastro de las pisadas de los niños tras toda la tarde corriendo sobre él ni tampoco las marcas del mobiliario de exterior.

– Si quieres instalarlo alrededor de una piscina, es importante que tu césped artificial tenga buenas prestaciones técnicas. Debe ser resistente al cloro y a los productos químicos, antideslizante (para evitar resbalones), poseer una alta capacidad de drenaje ( o, de lo contrario, se formarán charcos en tu jardín) y, así mismo, una elevado grado recuperación de las fibras.

– El césped artificial también es una buena opción para interiores, proporcionando aislamiento térmico y una superficie mullida y cómoda donde disfrutar. En este caso, te interesa que sea suave y que tenga una rápida recuperación de los filamentos (para que no quede marcado ni por las pisadas ni por los muebles).

Además, es lógico que para su colocación en entornos exteriores deba ser apto para este tipo de uso: resistente a la intemperie, al calor del sol, a la humedad e, incluso, al hielo en invierno, además de poseer una elevada capacidad de drenaje.

 

¿Van a disfrutar de él los niños?

 

Si la respuesta es sí, debes tener en cuenta que el césped sintético que elijas sea fácil de limpiar, antialérgico, antideslizante y con protección contra las bacterias. También es esencial que tenga un alto grado de suavidad para la comodidad de los más pequeños. Por supuesto, también debes asegurarte de que cumpla el resto de características que te explicamos en función de la zona en la que estará instalado.

 

¿Y las mascotas? ¿Jugarán sobre el césped?

 

Tu elección debe ser suave, resistente, antibacterias y con gran capacidad de drenaje. Un entorno con césped artificial será perfecto para que tu mascota juegue, ya que es una superficie mullida para sus patitas. Para limpiar las heces puedes usar simplemente agua y jabón.

 

 

 

¿Qué altura debe tener?

 

Si el césped artificial que buscas estará destinado a un stand o a un espacio donde se vaya a celebrar algún evento, es recomendable que tenga filamentos cortos de menos de 20 mm.

Además de ser más cómodo y seguro para el tránsito, el césped corto es muy sencillo de limpiar.

Por otro lado, si quieres un césped destinado a su instalación en jardines, lo mejor es que te decantes por uno de máximo realismo y naturalidad, con filamentos de longitudes entre los 30 y los 50 mm.

Si quieres equipar tu terraza con este tipo de césped, lo ideal es que elijas uno que te permita limpiarlo con aspiradora. Para ello, la longitud de sus fibras debe oscilar entre los 20 y los 40 mm.

 

¿Cuál es la textura y el color ideal?

 

Si lo que buscas es realismo por encima de todo, te interesa un césped sintético que mezcle diferentes tonalidades y texturas, imitando así la variación de color de las briznas del césped natural. Cuanta más variedad y heterogeneidad en este aspecto, más naturalidad.

Si lo que deseas es instalarlo en una zona muy transitada y que, además, es posible que esté equipada con mobiliario, es esencial tener en cuenta dos cualidades: la suavidad y la durabilidad.

Debe ser suave para poder disfrutar en él incluso sin calzado y, además, sus filamentos no deben ser demasiado finos para no restar resistencia. Además, sus fibras deben tener una buena capacidad de recuperación ante las pisadas y el apoyo de estructuras.

Ahora sí, ya tienes los conocimientos necesarios para adquirir el césped artificial que responda totalmente a tus expectativas. ¿Qué te parece si haces clic aquí y navegas por nuestro catálogo de césped sintético? Además, a nosotros nos encantará asesorarte en todo lo que necesites. Y, ¿sabes qué? También te lo instalamos.

 

Cómo combinar el césped artificial con otro tipo de pavimentos

 

Por otro lado, queremos hablarte del amplio abanico de posibilidades decorativas que te brinda el césped. Infinitas combinaciones que harán de ese espacio insulso el entorno acogedor e idílico que tienes en mente.

Una vez instalado tu césped artificial, toca explorar las diferentes opciones que tienes para potenciar la estética del espacio.

Los bolos son un elemento perfecto para crear delimitaciones o crear bordillos en tu jardín contribuyendo a la creación de un ambiente natural y armonioso. Los hay de diferentes formas y colores y puedes emplearlos con flexibilidad, adaptándolos al uso que desees. Dispones de infinitas posibilidades.

También puedes emplear las gravas decorativas de origen volcánico para cubrir suelos, creando a tu antojo superficies perfectas para el tránsito. Dispones de varios colores entre los que encontrar los perfectos para tu jardín. En la misma línea funcional, también cuentas con el canto rodado, de perfiles más suaves y redondeados que la grava. Puedes emplearlo tanto para cubrir suelos como para bordear árboles y tienes la oportunidad de elegir entre diferentes colores. No tendrás excusa para no crear un ambiente cómodo, agradable y bello en el que disfrutar con los tuyos.

Los ejemplares de rocalla son ideales para decorar jardines exteriores o interiores. Cada uno es único y puedes plantar en ellos cactus u otro tipo de plantas que embellecerán el espacio del modo más delicado.

Los pavimentos de piedra también son una fantástica opción que dará mucha personalidad a tu jardín. Es muy interesante crear diferentes patrones con las piedras, jugar con los tamaños, los colores y los acabados, dando tu toque especial y único.

Las losas de barro, sin duda, potenciarán el alma cálida de tu jardín, aportando un aspecto acogedor y de estética atemporal.

Los pavimentos porcelánicos espesorados (de más de 2 cm de grosor) con cualidad antideslizante son estupendos si valoras tanto la estética como la utilidad y la seguridad. Compón un espacio atractivo y evita resbalones. Puedes combinar, incluso, pavimentos porcelánicos con bolos, potenciando el verde del césped. Te aseguramos que la superposición de materiales, texturas y colores quedará fantástica.

Como ves, crear un entorno bello, armonioso e ideal para tu disfrute y el de tu familia es posible con el césped sintético. Ya tienes todas las claves para elegirlo, ¿te animas?

Sin comentarios

Publica un comentario
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte? 🤔
Powered by